La consolidación de la informática en la nube

Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Microsoft – en colaboración con Telefónica- abrirá una nueva región de centros de datos en España

La crisis provocada por el COVID-19 ha obligado a las empresas a reinventarse y buscar nuevas formas de continuar con su actividad de negocio durante el confinamiento. La necesidad de digitalizar los procesos se ha hecho evidente. En este sentido, el comercio electrónico y la informática en la nube se han convertido en los mejores aliados de miles de pymes. Las empresas que contaban con estos servicios informáticos o que han sido capaces de implantarlos han reducido el impacto económico de la pandemia al haber sido capaces de continuar ofreciendo sus servicios y productos a los clientes.

Además, el modelo de pago por uso del cloud computing hace que se sea posible adaptar el pago al consumo real. Es decir, su escalabilidad ha permitido que las empresas pudiesen aumentar o ampliar sus servicios en función a su actividad real. De esta forma, también han podido reducir costes ante una disminución de su actividad, parando las máquinas virtuales que no utilizaban.

Más beneficios de cloud computing

  • Capacidad de almacenamiento: la nube ofrece mucho más espacio que un servidor tradicional. Además, los dueños de los datos siempre son sus propietarios. Es decir, los datos almacenados en la nube cumplen con todas las garantías de confidencialidad y seguridad. En el momento que se solicita su borrado, desaparecen sin posibilidad de que terceros puedan acceder a ellos.
  • Actualizaciones: los sistemas se actualizan de forma automática por lo que siempre se puede acceder a las últimas versiones de los productos. Además, el proveedor debe realizar los backups pertinentes que eviten pérdidas de información.
  • Movilidad: conéctate desde y cuando quieras. Lo único que se necesita es conexión a internet.
  • Ahorro de costes: además de lo ya mencionado, se ahorran todos los gastos de mantenimiento y soporte que conllevan los servidores propios.
  • Rápida implantación: el despliegue de la informática en la nube es ágil, beneficio que han aprovechado numerosas empresas en los últimos meses.
  • Acceso: los usuarios se conectan a través de un login y una contraseña, de forma rápida y segura.
  • Seguridad: cumple con todas las garantías de seguridad y protección de datos.

Nueva región de centros de datos en España: la colaboración entre Microsoft y Telefónica

Como parte de su alianza de colaboración con Telefónica, Microsoft anunciaban en febrero la próxima apertura de una nueva región de centros de datos en España, concretamente ubicada en la Comunidad de Madrid. Para esta nueva región aprovechará la infraestructura de Telefónica.

¿Qué supone? Se acelerará la transformación digital de las empresas españolas consolidando la innovación, el crecimiento y la migración a la nube.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print