Los impuestos especiales entrarán en el SII en 2020

Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A partir del 1 de enero de 2020 los Impuestos Especiales entran en el llamado Suministro Inmediato de Información (SII), como una medida de Hacienda para mejorar su control y gestión. Esto implica que la llevanza de los libros de contabilidad de los productos bajo dichos impuestos – es decir, de los derivados del alcohol, hidrocarburos y tabacos- y, en su caso, de las materias primas utilizadas para su obtención deberá realizarse a través de la Sede Electrónica de la AEAT.

El Proyecto de Orden de 25 de marzo, actualmente en fase de información pública, implica lo siguiente:

¿A quién afecta?

Los titulares de fábricas, depósitos fiscales, depósitos de recepción, fábricas de vinagre y almacenes fiscales estarán obligados a presentar telemáticamente la contabilidad.

Como excepción, pueden quedar exentos los fabricantes de vino y bebidas fermentadas con un volumen de producción anual inferior a los 100.000 litros. Siempre y cuando obtengan una autorización de la AEAT para llevar la contabilidad en libros foliados en soporte papel.

SII en impuestos especiales

¿Qué información debe ser suministrada?

Deberán ser reflejados en la contabilidad los procesos, movimientos y existencias de los productos afectados por los Impuestos Especiales. También de las materias primas necesarias para la obtención de estos.

¿Cuáles son los plazos para suministrar la información requerida?

El suministro electrónico deberá realizarse dentro de las 24 horas posteriores al momento del proceso, movimiento u operación.

Ciertas operaciones de fabricación, transformación o autoconsumo de hidrocarburos podrán ser suministradas dentro de los cinco días hábiles posteriores al final de mes. Por su parte, los envíos de productos por tuberías fijas a un destinatario se consideran realizados cuando se complete dicho envío. Y, por último, quienes cuenten con un sistema contable en soporte informático y elijan la llevanza de la contabilidad a través del mismo dispondrán de los cuatro días hábiles posteriores a la contabilización del proceso, movimiento o existencia.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print