Aprendizaje híbrido: la transformación digital de la escuela

Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La pandemia ha provocado grandes cambios en los modelos de enseñanza tradicionales. La situación impuesta por el COVID obligó en un primer momento a trasladar todas las clases y los sistemas evaluativos al entorno online. Durante este último curso se ha experimentado una vuelta a las aulas escalable y combinada con los métodos online. Este sistema de aprendizaje híbrido se ha apoyado en herramientas educativas, soluciones cloud y nuevos recursos formativos. Pero, además de la tecnología adecuada, este impulso necesita una nueva mentalidad y la consolidación de una cultura digital.

El aprendizaje híbrido es un nuevo escenario educativo y, como tal, se enfrenta a retos y nos ofrece oportunidades. Uno de los principales retos es para los docentes que deberán combinar dos canales de comunicación en sus clases, presencial y online, con las necesidades específicas de cada uno de ellos (especialmente en el caso del online en los cursos de los más pequeños). En muchos sentidos es una completa readaptación del profesorado que deberá adaptar sus contenido en función del modo presencial u online. Asimismo, requiere una inversión inicial por parte de los centros y un compromiso de las instituciones a ofrecer los medios necesarios para garantizar la igualdad entre los alumnos.

Pero, como señalábamos, también ofrece nuevas oportunidades. Fomenta la inclusión, sobre todo en cuanto al uso de la tecnología, mejorando así la igualdad del alumnado. Otra de las oportunidades que brinda es la de profundizar en el aprendizaje individual. Este modelo tiene mayor capacidad de adaptación a las necesidades de cada alumno. Por ejemplo, en las lecturas o revisiones de temarios online cada alumno puede dedicar el tiempo que necesita a una materia y en el modo presencial se pueden revisar dudas y poner puntos en común desde una base de comprensión más equitativa.

Herramientas para el entorno educativo híbrido

Microsoft 365 y Teams se han adaptado a las necesidades de las aulas en sus respectivas versiones educativas para ofrecer un entorno integrado de clases virtuales y medios para compartir contenidos, realizar tareas y acceder a contenido. En Teams incluso se pueden establecer salas para reuniones más informarles a modo de descanso entre clases.

Por otro lado, Microsoft Educator Community se ha consolidado como una comunidad educativa a nivel mundial que reúne conocimientos y formaciones para profesores de todo el mundo.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on print
Print